Testimonios

Testimonios de algunos de mis clientes

Mauro P.
-Barcelona-
«En el último tiempo la palabra «coaching» resonaba seguido en mi entorno.Gracias a conocer a Rocio y experimentar este trabajo juntos, fue que pude entender el valor de esta disciplina. Estaba recién mudado a un país nuevo con los movimientos internos que ello implica. En el primer encuentro pudimos poner orden en este mar de emociones y definir metas claras a trabajar. En el proceso y siguientes sesiones, la empatía y profesionalismo de Rocío hicieron que me sienta seguro para avanzar más allá de mis miedos y generar herramientas efectivas para lograr mis objetivos. Estoy muy agradecido por esta gran experiencia!».
Ilda C. 
-Barcelona-
«Empecé a ir a sesiones de coaching con varios objetivos en mente, pero sin ninguna expectativa. Gracias al acompañamiento de Rocío, a su escucha paciente y asertiva, preguntas poderosas y oportunas, su trato afable y profesional pude identificar algunas creencias limitantes de las que no era consciente. Nunca imaginé que el mero ejercicio de hablar sin juzgar permite abrir puertas en el interior a espacios de reflexión que generan cambios positivos profundos. Rocío es una excelente coach que te guía de manera diligente e imperceptible por esa fina línea que conduce hacia tu grandeza interior y a la autoaceptación. Rocío me ayudó a conectar con mi propósito y a diseñar acciones de transformación. Ahora me encuentro en nuevo lugar en permanente evolución y en paz conmigo misma».
Jose Maria P.A.
-Barcelona-
«Las sesiones con Rocío llegaron en un momento bastante complicado en mi vida, me ayudaron a reflexionar y encontrar soluciones para mejorar esta difícil etapa que estaba atravesando. El ambiente sereno que me creó me aportó una sensación de paz para equilibrar ideas y emociones. En poco tiempo, he tenido muy buenos resultados viendo mejorar mi vida enormemente. Hoy, puedo decir, que a pesar de no creer demasiado en el coaching, me fue de gran ayuda y hoy vida es como la quiero vivir. Rocío es una profesional cercana y con mucha empatía. Muchas gracias!».