Hoy voy a hablar de los beneficios de controlar la respiración que ayudarán a mejorar tu vida y un par de herramientas prácticas para que apliques si lo deseas.

Dicen que los que tienen la habilidad para controlar su respiración tienen la habilidad para controlar su vida. En muchos aspectos, este argumento es verdadero.

Piensa hacia atrás en todas las veces en las que perdiste el control… ¿Qué ocurrió con tu patrón de respiración? Coincides conmigo en que cuando te enojas, tu respiración se hace más corta y rápida? Si controlas tu respiración, puedes entender y cambiar tus emociones negativas.

Científicamente esta comprobado que la respiración tiene efectos diferentes sobre el cerebro y pueden utilizarse para calmarse o activarse. Si no me crees, pregúntale a un científico o medico especialista.

Hay un estudio que indica por ejemplo que al respirar rápido, como ocurre durante un ataque de ansiedad, se activan unas partes del cerebro; en cambio, al hacerlo lenta y profundamente, la actividad se traslada a otras zonas.

La investigación es importante porque aporta una justificación fisiológica y científica a las prácticas respiratorias que se realizan en la meditación, el yoga y otras disciplinas cuerpo-mente. Demuestra que mediante la respiración se puede mejorar la atención, la memoria o el control emocional.

Por eso UTILIZA TU RESPIRACIÓN PARA CONTROLAR EL CEREBRO Para mejorar nuestra respiración incidiendo positivamente sobre el cerebro y en consecuencia sobre el estado de ánimo y el funcionamiento de las neuronas, podemos realizar ejercicios de respiración consciente varias veces al día.

A todos, o casi todos en algún momento de nuestra vida, nos han dicho aquello de «no pasa nada, respira hondo».

Es como un sortilegio, como una palabra mágica que al instante de ser cumplida y llevada a cabo, nos genera un bienestar integral, un alivio casi inmediato con el cual calmar el cuerpo y reorganizar la mente.

Dicha estrategia tendría muchos más beneficios si nos acostumbráramos a practicarla a diario, de manera que se convierta en una costumbre.

Si lo hiciéramos, estos serían algunos cambios que notaríamos:

  • Mejoraría el metabolismo celular de nuestro cuerpo.
  • Gestionaríamos mejor el estrés y la ansiedad.
  • Dormiríamos mejor.
  • Las digestiones serían menos pesadas.
  • Sentiríamos menos dolor muscular, menos cefaleas y migrañas.
  • Nos concentraríamos mejor en nuestras tareas.
  • Mejoraría nuestro eje postural y tendríamos menos dolores de espalda.
  • Aprenderíamos a estar más centrados en «el aquí y ahora».

Los ejercicios de respiración son una herramienta muy útil: tanto para la reducción del estrés, control de la ansiedad, dejar pasar la Ira y aclarar las ideas, conciliar el sueño, mejorar la concentración, calmar dolores de cabeza.. etc.  La práctica regular es extremadamente beneficiosa. De hecho no sólo son útiles cuando ya estamos en un nivel alto de estrés, saturación o nerviosismo; la práctica regular de pequeños momentos de «paréntesis» durante el día en los que parar y respirar es muy provechosa.

A continuación, os presento 2 ejercicios de “respiración” que podéis aplicar fácilmente en vuestro día a día, a mi, me han ayudado mucho para calmar ataques de ansiedad, para concentrarme, para disminuir el dolor de mis migraña y también para momentos de discusiones.

La técnica 4-7-8

Puede realizarse en cualquier postura cómoda, pero para iniciar es preferentemente hacerlo sentado y con la espalda recta. Puedes también colocar la punta de la lengua justo detrás de los dientes frontales, donde comienza el paladar. Aunque no es imprescindible, puesto que lo más importante del ejercicio es la respiración y sus tiempos, tiene como objetivo que el aire exhalado se mueva por toda la boca y sea expulsado por esta. Ejercicio:

  • Cierra tu boca e inhala el aire a través de la nariz. Cuenta hasta cuatro.
  • Aguanta la respiración durante siete segundos.
  • Espira completamente el aire de tus pulmones durante ocho segundosEs importante realizar un sonido/soplido  que puedas oír.

Nota: Repetir unas 10 veces.

La respiración ALTERNA

Esta respiración es una hermosa técnica de respiración que ayuda a mantener la mente calmada, feliz y en paz. Algunos minutos al día de esta respiración es lo mejor para desestresar la mente y liberar la tensión y el cansancio acumulado.

La técnica de respiración ayuda a limpiar y desbloquear los canales de energía en el cuerpo, que a su vez calma la mente. ¿Cómo hacerla, pues vamos a ello!

  • Siéntate cómodamente con la columna recta y los hombros relajados. Mantén una suave sonrisa en tu cara. Con tu mano derecha o la otra si te ayuda mas…
  • Coloca la punta del dedo índice y el dedo medio de la mano derecha en el entrecejo, el dedo anular y meñique en la fosa nasal izquierda y el pulgar en la fosa nasal derecha .
  • Utilizaremos el anular y el meñique para abrir y cerrar la fosa izquierda y el pulgar para la fosa derecha.
  • Con tu pulgar tapa la fosa nasal derecha y gentilmente respira por la fosa nasal izquierda.
  • Ahora inhala por la fosa izquierda y suavemente presiona esa misma fosa con el dedo anular y meñique.
  • Quita el dedo pulgar de la fosa derecha, exhala por la derecha. Inhala por la fosa derecha y exhala por la izquierda.
  • Con esto, se completa un ronda. Continua inhalando y exhalando alternando las fosas.

Completa 9 rondas alternando la respiración por ambas fosas.

  • Después de cada exhalación, recuerda inhalar por la misma fosa por la cual exhalaste.
  • Mantén tus ojos cerrados y continua tomando respiraciones largas y profundas durante todo el proceso sin ningún esfuerzo.
  • Esta respiración ayuda a relajar la mente y te prepara para entrar en un estado meditativo.

El beneficio de esta respiración

  • Es una excelente técnica de respiración para calmar y centrar la mente. Nuestra mente tiende a  arrepentirse o glorificar el pasado y ponerse ansioso por el futuro. Esta respiración te ayuda a traer la mente al momento presente.
  • Trabaja de forma terapéutica para la mayoría de los problemas de circulación o respiratorios.
  • Libera eficazmente el estrés acumulado en la mente y en el cuerpo y a la vez lo relaja.
  • Ayuda a armonizar el hemisferio izquierdo y derecho del cerebro, los cuales están relacionados con la parte lógica y emocional de nuestra personalidad.

Puntos para recordar mientras practicas la respiración de las fosas alternadas.

  • No fuerces la respiración, mantén el flujo suave y natural.
  • No respires por la boca o hagas algún sonido mientras respiras.
  • Coloca los dedos gentilmente en la frente y en la nariz.
  • No hay necesidad de presionar demasiado.
  • En caso de sentirte desganado y bostezando antes de practicar verifica el tiempo que tomas para inhalar y exhalar.
  • Tu exhalación debe ser más prolongada que tú inhalación.

Hasta la próxima entrada

Rocío Belén Coach